Sesión de grabación y mezcla: Hey Jude, Not Guilty

8 de agosto de 1968, 6:40 pm a 6:30 am – En el estudio 2 de Abbey Road, con la producción de George Martin y Ken Scott como ingeniero de sonido, se realizaron nuevas mezclas de Hey Jude y los Beatles grabaron nuevas tomas de Not Guilty.

Aunque no había trabajado en la sesión, el ingeniero de sonido Ken Scott había estado presente en Trident Studios de Londres cuando los Beatles grabaron Hey Jude. Y cuando la cinta se transfirió a los equipos de Abbey Road, descubrió que el sonido era pésimo.

Geoff Emerick recuerda: Una tarde de principios de agosto me topé con George Martin en el pasillo. Parecía preocupado. —Geoff, ¿estás ocupado? —me preguntó.
—No, iba a salir a cenar —respondí.—Bien —dijo—. ¿Te importaría entrar a escuchar una cosa?. Entré con George en la sala de control y vi a cuatro
Beatles muy descontentos rodeando a un atribulado Ken Scott, que manejaba los controles de un ecualizador que llamábamos Curve Bender. La canción que estaban escuchando se titulaba «Hey Jude», y era evidentemente de Paul. Tenía una melodía genial y pegadiza, pero la calidad del sonido era pobre, sin ningún tipo de agudos. Cuando terminó la escucha, George dijo: «Tengo aquí a una visita que tal vez pueda ayudarnos». Paul fue el primero en divisarme, esbozó una gran sonrisa y me saludó con la mano desde el fondo de la sala.—¡Ah, el retorno del hijo pródigo! —gritó John alegremente. Incluso George Harrison me dio un cálido apretón de manos y me dijo en voz baja:
—Hola, Geoff. Gracias por venir, es todo un detalle.
—Los chicos grabaron y mezclaron este tema en Trident hace unos días —explicó George Martin—, y nos está costando bastante conseguir un buen sonido. ¿Te importaría intentarlo?. Ken me miró desde la mesa de mezclas.—Escuché las pistas en Trident y sonaban bien —me dijo ansioso—, pero cuando llegamos aquí… bueno, ya ves lo mal que está.
Evidentemente algo había ocurrido en Trident que había estropeado el sonido, y la única esperanza de salvar la mezcla era añadir enormes cantidades de ecualización de agudos. Me acerqué a la mesa de mezclas y Ken me hizo un gesto para que me sentara. John Smith rebobinó la cinta una y otra vez mientras yo manejaba los controles. Al final conseguimos que sonara bastante bien, aunque el tema seguía careciendo de la presencia arrolladora que caracteriza la mayoría de grabaciones de los Beatles hechas en Abbey Road. No me quedé mucho tiempo porque veía que mi presencia resultaba embarazosa para Ken y no quería abusar de su hospitalidad. Seguramente no hice nada que Ken no estuviera haciendo ya, creo que lo que querían en realidad era mi visto bueno. Los cuatro Beatles me dieron las gracias efusivamente cuando me fui, y George Martin se ofreció amablemente a acompañarme hasta la puerta. Cuando estuvimos en el pasillo, me preguntó si había pensado en volver a las sesiones.
—No, gracias, George —respondí sin dudarlo un instante—. Estoy disfrutando de trabajar con otros artistas para variar, y sobre todo estoy disfrutando de dormir un poco.
El Sonido De Los Beatles. Geoff Emerick y Howard Massey

Ken Scott: Fui a Trident para ver a los Beatles haciendo Hey Jude y quedé completamente impresionado. Sonaba increíble. Un par de días después, de vuelta en Abbey Road, llegué mucho antes que el grupo. Se estaban cortando los acetatos y subí a escuchar uno. En diferentes equipos, con diferentes niveles de ecualización y diferentes configuraciones de monitor, sonaba horrible, nada como en Trident. Más tarde estaba sentado en la sala de control número dos y entró George Martin. Le dije: “George, ¿sabes lo que hiciste en Trident?” ‘Sí, ¿cómo suena?’ Dije ‘¡Honestamente suena terrible!’ ‘¿Qué?’ “No hay absolutamente ninguna gama alta ni agudos”.

En ese momento entró Paul McCartney y George le dijo: “Ken piensa que Hey Jude” suena horrible “. La mirada que vino de Paul hacia mí … si las miradas mataran, era una de esas situaciones. De todos modos bajaron al piso del estudio, claramente hablando de eso, y uno por uno todos los demás Beatles entraron y se unieron a ellos. Podía verlos hablar y luego mirarme, y luego hablar de nuevo y luego mirarme. Pensé: ‘Dios mío, me echarán de la sesión’. Finalmente todos vinieron furiosos y dijeron ‘OK, veamos si es tan malo como dices. Ve a buscar la cinta y te escucharemos ‘. Afortunadamente estuvieron de acuerdo conmigo, sonaba mal. Pasamos el resto de la noche tratando de ecualizarlo y obtener algo de alta gama. Pero por un tiempo allí quise arrastrarme debajo de una piedra y morir. The Complete Beatles Recording Sessions de Mark Lewisohn.

Se crearon 3 mezclas mono de Hey Jude: remezclas 2-4 de toma 1. La mezcla 4 se utilizó para el single. Finalmente se hicieron copias de la cinta máster de Hey Jude y Revolution, copias que fueron llevados por George Martin.

Mientras tanto los Beatles grabaron mas tomas de la canción Not Guilty, tomas 47 al 101. La toma 99 fue elegida como la mejor. Estas pistas seguían siendo una pista básica, bajo, batería, guitarra y harpsichord, que reemplazó al piano eléctrico.

Comparte

¿Qué opinas? Deja tu comentario aquí

Te puede interesar

© 2011, TodoBeatles.Com All rights reserved